Bienvenidos a internationalsocialist.net, el nuevo sitio web de Alternativa Socialista Internacional (ASI – antes CIT)

El nuevo sitio web de la Alternativa Socialista
Internacional (antiguo Comité por una Internacional de los Trabajadores)
proporcionará regularmente análisis socialistas y de calidad, noticias y
perspectivas sobre los acontecimientos mundiales, y mostrará las acciones de
las organizaciones de la ASI en todo el mundo.

Al lanzar este sitio web, también anunciamos nuestro
nuevo nombre “Alternativa Socialista Internacional”, adoptado por
nuestro 12º Congreso Mundial, celebrado del 27 de enero al 1 de febrero de
2020.

En el plano internacional, 2019 fue un año de
levantamientos y protestas con millones de personas que luchan por un mundo
mejor. Todos buscan una alternativa a los crecientes y múltiples desastres
causados por el capitalismo. Nosotros creemos que la alternativa a este fracaso
del capitalismo es el socialismo.

Millones de jóvenes han tomado las calles contra el
cambio climático. Francia ha visto la mayor huelga de transporte desde 1968, el
año de la revolución, en una lucha por defender las pensiones. En toda América
Latina las huelgas generales y las movilizaciones de masas han obligado a los gobiernos
a retirar los recortes previstos. La heroica lucha de la juventud y los
trabajadores de Hong Kong está sacudiendo la dictadura de Xi Jinping en China.
En el norte de África y el Medio Oriente, los trabajadores derrocaron a
dictadores en unos pocos meses. Las mujeres siguen luchando tanto contra la
opresión y la violencia de género como en la primera línea de muchas otras
luchas más generales.

Las revueltas de masas han sido objeto de una brutal
represión en Bolivia, Irán, Hong Kong, Chile y otros lugares donde las
dictaduras, las clases dominantes y las élites actúan para mantenerse en el
poder y defender el sistema capitalista. Sin embargo, una característica de las
luchas recientes es su determinación y persistencia, que se prolongan durante
meses o más, así como su heroísmo frente a la brutalidad.

2019 fue también el año en que una minoría decidió
abandonar el Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT) en medio de
un intenso debate. Políticamente, esta era una tendencia conservadora que
durante algún tiempo había ignorado las recientes “nuevas” luchas de
masas y la importancia de cuestiones cruciales para los marxistas, como la
lucha contra el cambio climático y por el medio ambiente, los movimientos
feministas y la lucha contra el racismo. Aunque retóricamente dicen centrarse
en las luchas de los trabajadores y el movimiento sindical, en realidad también
se han distanciado cada vez más de estas luchas.

Por el contrario, la mayoría de los miembros y
secciones del CIT han actuado con éxito en las luchas y movimientos mencionados
con un programa de lucha, socialista e internacionalista. Para dar sólo un
ejemplo, en las huelgas mundiales contra el cambio climático que tuvieron lugar
entre el 20 y el 27 de septiembre, nuestra campaña coordinada en 25 países
llegó a decenas de miles de jóvenes y trabajadores.

La mayoría del CIT ha cambiado ahora su nombre por el
de Alternativa Socialista Internacional y tiene secciones y miembros en más de
30 países. La ASI es una internacional marxista revolucionaria, que organiza y
prepara las muchas batallas por venir. Ya en 2019, hemos alcanzado logros
históricos.

El socialismo crece

En Seattle, la Alternativa Socialista se enfrentó alhombre más rico del mundo, Jeff Bezos, y ganó. Nuestra compañera Kshama Sawant, concejala en Seattle, desempeñó un papel crucial en la obtención del salario mínimo de 15 dólares por hora por primera vez en una gran ciudad de Norteamérica. La lucha por los 15 dólares ya se ha extendido por todo el

continente. En las elecciones municipales de noviembre de 2019 de Seattle, las multinacionales gastaron 4,5 millones de dólares tratando de vencer a Sawant, pero fueron derrotados. Nuestra victoria fue el resultado de una campaña masiva de base, hablando con la gente en las calles y de puerta en puerta. La elección fue ganada en base a la trayectoria de Sawant, siempre luchando con los trabajadores y los inquilinos para conseguir logros.

La victoria de Sawant es parte de la creciente ola de apoyo al socialismo en los Estados Unidos. Los jóvenes de hoy en día tienen una visión más positiva del socialismo que del capitalismo. En Gran Bretaña, votaron abrumadoramente por Corbyn y sus políticas anti-austeridad. El creciente apoyo a Sanders y su declaración de que “no debería haber

multimillonarios” causa gran temor a los ricos.

La clase obrera ha luchado sin cesar para cambiar el
mundo. Se han conquistado reformas, pero a pesar de eso es la clase capitalista
la que todavía gobierna el planeta. Históricamente se han dado muchas luchas
revolucionarias, pero terminaron siendo derrotadas (con la excepción de la
Revolución Rusa) o resultaron en victorias sólo parciales. Lo que más ha
faltado en este proceso es un partido revolucionario, similar a los
bolcheviques de Rusia, que debe ser internacionalista en su actuación, política
y forma de organización.

La Revolución Rusa de 1917 representó una llama de
esperanza en todo el mundo, logrando la igualdad de derechos para las mujeres,
las personas LGBTI y las nacionalidades oprimidas. Ganó plenos derechos
democráticos, control de los trabajadores, reducción de las horas de trabajo,
salud, vivienda y educación pública. Trágicamente fue aislada debido a las
derrotas de las revoluciones en Europa, que terminaron causando el surgimiento
de la dictadura estalinista.

Nuestro objetivo es construir una nueva fuerza
revolucionaria mundial que ayude a la clase obrera a derrocar el capitalismo.
Una revolución en el mundo actual, con la tecnología y las comunicaciones
modernas, y una clase obrera educada, podrá evitar una nueva degeneración de
tipo estalinista aprendiendo de las lecciones del pasado.  Una economía
internacional planificada con pleno control democrático allanará el camino
hacia la plena igualdad y los derechos humanos, satisfaciendo las necesidades
de todos al tiempo que se cuida el planeta.

Nueva era, nuevo nombre

Si bien somos conscientes de que una minoría de antiguos miembros, que han abandonado recientemente nuestras filas, reclaman ilegítimamente el nombre del CIT, deseamos destacar que la organización antes conocida como el CIT ha cambiado ahora su nombre por el de Alternativa Socialista Internacional, en un Congreso Mundial organizado en plena conformidad con los estatutos de la organización.

En todo el mundo, hemos estado en muchas luchas por
mejores salarios, contra el racismo, en defensa de los derechos democráticos y
para resistir la austeridad. Estamos orgullosos de nuestro historial de luchas
– venciendo a Thatcher en Gran Bretaña en la batalla de Poll Tax, la marcha
antirracista de 40.000 personas en Bélgica organizada por YRE/JRE en 1992,
nuestro papel crucial en la victoria de la lucha por el derecho al aborto en
Irlanda en 2018.

Somos al mismo tiempo una nueva y madura organización
internacional. Tenemos con nosotros el pasado que hemos heredado y el futuro
que hemos construido. Nuestro nuevo nombre refleja nuestra determinación de
intervenir con valentía entre los jóvenes, las mujeres y los trabajadores en la
lucha por un futuro socialista que asegure a todos un planeta en el que pueda
florecer la dignidad humana
.